IU Almuñécar registra una moción para retirar el amianto de los edificios

El amianto se demostró tóxico y muy nocivo para la salud hace más de 20 años, acarreando problemas respiratorios crónicos entre otras enfermedades

Desde el año 2001, el uso y comercialización del amianto están prohibidos en España.

Sin embargo, este peligroso material sigue presente en nuestro municipio en forma de tuberías y los clásicos techos de uralita.

Almuñécar-La Herradura Unida para la Gente ha registrado una moción para instar al Ayuntamiento a que cumpla la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que entró en vigor en abril de 2022 y obligaba a los Ayuntamientos a detectar y retirar este peligroso material de los edificios en un plazo de un año.

“Ante la falta de información por parte del Ayuntamiento, llevamos al próximo Pleno una propuesta consistente en cuatro puntos de actuación que resulten en la identificación y eliminación del amianto en todos los edificios públicos del municipio, así como un plan de Ayudas Municipales que permitan a todos los ciudadanos afrontar económicamente la retirada de este peligroso material”, explica Francisco Fernández, concejal de Izquierda Unida Almuñécar.

Los cuatro puntos presentados al Pleno son los siguientes:

  1. El Ayuntamiento elaborará a la mayor brevedad un Inventario de inmuebles públicos y privados que contengan amianto.
  2. El Ayuntamiento elaborará un Plan de intervención para eliminar los componentes de amianto que pudiera haber en edificios públicos.
  3. El Ayuntamiento establecerá un Plan de Ayudas Municipales que facilite la retirada de las instalaciones de fibrocemento (Amianto) en los inmuebles de particulares.
  4. El Ayuntamiento incluirá en su página web la información necesaria que permita a la ciudadanía conocer los edificios con amianto y los pasos que se deben seguir para retirar estos materiales.

“Esperamos que todos los grupos apoyen nuestra moción y el gobierno ataje este problema cuanto antes, ya que Almuñécar lleva ya más de un año de retraso al respecto”, concluye Francisco Fernández.

Te podría interesar