Capacidad y exclusividad en la llegada del tercer crucero al Puerto de Motril

La gran capacidad y el lujo, dos de las principales características de los cruceros que vienen atracando en el Puerto de Motril desde la pasada temporada, se han unido en el buque Marina. Con una eslora de 240 metros, la longitud equivalente a casi cinco piscinas olímpicas, a bordo viajan más 1.000 de pasajeros (estadounidenses, canadienses y franceses) quienes son atendidos por 755 tripulantes. Unos “exclusivos turistas” que han llegado a pagar hasta 23.900 euros por un crucero cuyo itinerario se inició en Florida, para continuar por Bahamas, Bermudas, Azores, Cádiz, Motril, Alicante y concluir en Barcelona.

El buque Marina, de la compañía Oceanía Crusies y consignado en el Puerto de Motril por el agente local López Guillén, es un compendio de innovaciones en cuanto a instalaciones y decoración se refiere. Con amplios y luminosos espacios, es todo un oasis de relax y confort en alta mar. Este barco fue pionero en elevar a un nivel superior la ya famosa gastronomía de Oceanía Cruises, dotándolo de más restaurantes de especialidades.

“Durante su estancia en el Puerto de Motril, dos autobuses lanzadera han estado funcionado para acercar a los pasajeros y tripulantes al centro comercial de la ciudad. Otros tantos han realizado excursiones por distintos lugares del destino”, ha destacado el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes.

El buque Marina es el tercer buque de la recién estrenada temporada en Motril y que continuará el próximo lunes con el velero Sea Cloud, un clásico en el puerto que hará noche para zarpar el día siguiente.

Te podría interesar